martes, 2 de marzo de 2010

Entrevista a Miguel Ángel Moreno, autor de "La vidriera carmesí"

En este blog ya publiqué una reseña sobre la novela "La vidriera carmesí", un thriller que se sale de los cánones de un género que denominamos "ficción cristiana". Ahora os dejo con una entrevista en la que podréis conocer algo más sobre este escritor, al que podéis seguir en su blog "Palabra Inventada".


Miguel Ángel Moreno nació en Madrid, donde reside actualmente. Estudia Quinto de Filología Hispánica en la Universidad Complutense. Sus dos novelas, "Peones ciegos" y "La vidriera carmesí", han sido plublicadas en varios países, como Estados Unidos, Argentina, México y España. Es miembro de varias asociaciones de escritores y ha trabajado como profesor en diversos seminarios sobre introducción a la literatura creativa. También ha ganado varios certámenes literarios y teatrales.




- ¿Cómo empezaste a escribir?

Creo que empecé incluso antes de saber escribir. Debía tener cuatro o cinco años cuando en mi colegio me mandaron inventar un cuento que incluyera varios elementos: un gato, un violín y un molino de viento. Escribí el cuento con ayuda de mi madre y la experiencia me gustó tanto que no he parado desde entonces.



- ¿Por qué escribes ficción cristiana?

Se trata de una necesidad. Para mí, el acto de escribir significa, entre otras cosas, la apertura de uno mismo hacia los demás. Escribimos sobre aquello que nos provoca algún tipo de inquietud: amor, odio, terror... permanece en nuestra cabeza, hasta que de repente cobra forma en una historia. La fe es una vivencia, una experiencia profunda que marca nuestra manera de pensar y de vivir; nuestra opinión sobre lo que sucede a nuestro alrededor y nuestras esperanzas. Por ello, creo que en el acto de escribir, cuando vertimos nuestras ideas y sensaciones, es lógico que algo tan arraigado como la fe quede plasmado en el papel.



- Háblanos un poco de tus dos novelas.


"Peones ciegos" surgió como un proyecto de novela, un ejercicio literario. En 2004 escribí un relato de unas tres mil palabras sobre un acontecimiento sobrenatural acaecido durante una batalla de la Primera Guerra Mundial. Tenía ganas de continuar la aventura, de modo que cuando desde la Asociación Latinoamericana de Escritores Cristianos me propusieron crear una novela corta decidí que aquel relato se convertiría en el primer capítulo.

Con "La vidriera carmesí" la situación fue distinta. La idea llevaba varios años tomando forma en mi cabeza. Un verano me senté frente al ordenador y solté todo de golpe. Tardé algo menos de cinco meses en terminarla. Esta novela es mucho más personal, y se hacerca más al propósito que pretendo lograr con la ficción cristiana. Con el argumento busco que el lector se pregunte qué haría él ante una situación tan cruel e injusta como puede resultar una violación que nadie se atreve a denunciuar. ¿Castigaría él mismo a los agresores? ¿Aceptaría que es voluntad de Dios y no haría nada? Y si acturara ¿Lo haría porque cree que es justo? Mi objetivo es que logre reflexionar sobre estos asuntos.



– ¿Qué propósito tienes con tus libros?

Sinceramente, mi esfuerzo se centra en producir un tipo de novela cristiana diferente. Que guste al público cristiano y enganche al no cristiano por igual. La ficción cristiana es todavía un mundo por explorar. Por desgracia, muchos escritores se centran en temas que ya están muy trillados, o escriben una ficción panfletaria o mojigata. Pienso que hay que procurar deshacerse de estos lastres y producir novelas de calidad. Mi propósito persigue la originalidad en los temas, explorar argumentos nuevos y producir una literatura que cautive a creyentes y no creyentes.



– Cuéntanos algo sobre tus nuevos proyectos.

Tengo varios. Desde abril del año pasado llevo escribiendo una novela de ciencia ficción, ambientada en un futuro muy lejano, y que plantea cuestiones sobre la vida más allá de la muerte. Es una novela más amplia que La vidriera carmesí, porque me he propuesto la creación de un mundo desde cero: con su propia política, grupos sociales, religiónes, etc. No es una novela que incluiría dentro de lo que podemos entender como ficción cristiana, al menos no estrictamente, pero sí tiene elementos que recuerdan al cristianismo y a la esperanza del cristiano.

También preparo una novela de aventuras ambientada en el siglo XVI que espero tener lista para este año 2010.



¡Gracias, Miguel Ángel! ¡Esperaremos tus nuevos libros con gran interés!

2 comentarios:

Miguel Ángel Moreno dijo...

¡Gracias, compañero!

Lisi dijo...

Gracias por la entrevista. ¡Muy interesante!