domingo, 10 de enero de 2010

El fascinante mundo de las paradojas

“Ajá, paradojas que hacen pensar” de Martin Gardner (RBA Ediciones, 2009), es una auténtica joya, uno de esos libros que se leen con entusiasmo. El autor nos acerca al fascinante mundo de las paradojas, “todo resultado que por contrario a la intuición y al sentido común alcanza a provocar de inmediato un sentimiento de sorpresa”. Escrito de forma clara, huyendo del lenguaje técnico, con múltiples ilustraciones amenas y divertidas, el libro nos abre las puertas de un mundo fascinante.


Las paradojas se clasifican en cuatro tipos:

1) Afirmaciones que parecen falsas, aunque en realidad son verdaderas.

2) Afirmaciones que parecen verdaderas, pero en realidad son falsas.

3) Cadenas de razonamiento aparentemente impecables, que conducen sin embargo a contradicciones lógicas (falacias).

4) Declaraciones cuya veracidad o falsedad es indecidible.


Las primeras paradojas tienen que ver con la lógica,Paradojas sobre mentirosos, veraces, cocodrilos y barberos”. Comienza con la célebre frase “Todos los cretenses son mentirosos” para mostrarnos después cómo estas frases paradójicas inundan nuestra vida diaria sin darnos cuenta. Los dilemas planteados son muy originales y, en muchos casos, divertidos y nos ayudan a reflexionar sobre la complejidad de nuestro mundo.

La segunda sección está dedicada a los números,Paradojas sobre números enteros, sobre fracciones y sobre una escalera infinita”. Los problemas aritméticos planteados son realmente ingeniosos. ¿Podemos sentar a siete personas en seis sillas y que nos quede una libre? Bueno, si esto fuera real, se solucionarían muchos problemas de espacio, desgraciadamente hay truco…

La siguiente sección tiene como protagonista a la geometría, “Paradojas acerca de figuras planas, espaciales e imposibles”. Es curioso comprobar cómo estas paradojas geométricas tienen aplicación en otras ramas de la ciencia, como la astronomía. Las ilusiones ópticas que se plantean, algunas ya clásicas, no dejarán de sorprendernos. Una de las paradojas tiene su aplicación en el mundo de la delincuencia, así que tengamos cuidado, su estudio no es simplemente un modo de saciar la curiosidad.

Continuamos con la probabilidad, “Paradojas acerca del azar, las apuestas y las creencias” . En esta sección encontraremos problemas que, aparentemente, contradicen al sentido común. ¿Cuál será el sexo del bebé? ¿Cómo decidir cuál es la mejor apuesta? Las respuestas nos sacarán de un error muy común, "la falacia del jugador". Los trucos de mágia también tienen su protagonismo en esta parte. Y, como colofón, unas preguntas inquietantes, ¿qué probabilidades hay de que haya vida en otros planetas? ¿Y de que se produzca una guerra nuclear?

La estadística, “Paradojas acerca de chismes, apiñamientos, cuervos y verzules” guarda relación con la anterior y nos demuestra su importancia en un mundo como el actual saturado de datos e información. ¡Cuidado con esta sección! Si estamos atentos, podemos ahorrarnos disgustos con nuestras nóminas. Pero seamos cautos al sacar conclusiones, porque podríamos decidir conducir a más de 150 km por hora pensando que es lo más seguro. Nos asombraremos también al comprobar la posibilidad de que se produzcan "coincidencias imposibles".

Finalmente el tiempo, “Paradojas relativas al tiempo, tareas sobrehumanas, viajes al futuro y al pasado, y a la inversión del tiempo”, nos muestra paradojas realmente curiosas, algunas de ellas absurdas y extravagantes, pero no por ello menos interesantes. Por supuesto, los viajes en el tiempo y sus paradojas tienen su lugar en esta última parte.

Cada una de estas secciones nos hará deleitarnos con los problemas y planteamientos que se proponen. Son todo un ejercicio imaginativo que pondrá patas arriba todo lo que damos por supuesto.

¿Estás preparado para poner a prueba a tu cerebro?

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

2 comentarios:

Alejandro dijo...

Hola:
Me llamo Alejandro tengo 14 años y me gusta leer, y pues bueno al igual que mis estudios yo no le puedo ofrecer practicamente todo mi dia a algun libro, tengo y organizo mi tiempo, pero una de las preguntas que siempre me ha surgido es ¿Consideras que la lectura genera un vicio? Ya que si bien es productivo, pero no todo te ayuda y mis padres me dicen, "Tus gustos son caros, asi que es mejor que deverdad los leas" Pero me gustaria conocer tu opinion Miguel.
Gracias.

Miguel Ángel dijo...

Hola Alejandro,

En primer lugar, felicitarte por tu afición a la lectura y agradecerte la inquietud que planteas ya que es de gran interés.

El exceso, siempre es negativo. Si por leer descuidas tus estudios u otras responsabilidades, entonces la lectura te está controlando.

El día da para mucho y si organizas bien tu tiempo, como biene haces, sacarás tiempo también para leer, aunque a lo mejor no puedas dedicarle todo lo que te gustaría.

Seguro que en vacaciones tendrás más tiempo libre para poder leer.

En cuanto a lo que te dicen tus padres, tienen toda la razón. Por una parte, hay que seleccionar los libros que se leen (en este blog intento recomendar literatura para todas las edades y gustos) y por otra son caros, así que tampoco se puede comprar todo lo que se quisiera. Para eso´están las bibliotecas, que son una buena ayuda para saber leer.

Un saludo y gracias por tu comentario.