lunes, 19 de octubre de 2009

"Ausländer"

“Os ofrezco un panorama de un mundo libre de enfermedades, delincuencia, conductas asociales, prostitutas, mendigos y haraganes, y del bacilo del judaísmo mundial… Sois la infantería de una futura utopía. Siervos de la visión nacionalsocialista. Pero para alcanzar este sueño, habéis de desprenderos de las falsas nociones sobre la humanidad.”

Esto es un extracto del delirante discurso con el que el profesor Franz Kaltenbach alecciona a los jóvenes alemanes, incluido Peter Bruck, protagonista de la novela “Ausländer”, de Paul Dowswell (Ediciones B, 2009), una novela juvenil con una temática que transciende las edades por su importancia y actualidad.

La historia comienza en Polonia en el año 1941. Peter Bruck, de 13 años de edad, es enviado a un orfanato de Varsovia después de que sus padres falleciesen en un extraño accidente. El suceso ocurrió la misma noche en la que los soviéticos invadieron el país, y Peter fue enviado a un orfanato por los soldados alemanes. En una semana pasó “del confort y la seguridad ofrecidos por su hogar y sus padres” a la miseria más absoluta.

Después de varios meses en el orfanato, Peter es seleccionado por los nazis ya que es un “Volksdeutsche” (de sangre alemana) y su físico es el prototipo de la raza aria. “Habéis sido elegidos como candidatos… para el honor de ser recuperados por la Comunidad Nacional Alemana… Os volverán a examinar… para comprobar vuestro valor racial”

Peter es enviado a Alemania y recibido en acogida por la familia del profesor Frank Kaltenbach. director adjunto del Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia. La tarea del profesor consistía en “establecer el grado de pureza racial de un niño y confirmar la autenticidad de los Pasaportes de Antepasados exigidos para convertirse en miembro de las SS.”

Peter llega a Alemania, se queda fascinado “Era la primera vez, desde la muerte de sus padres, que sentía brotar la esperanza. A lo mejor aquella familia era agradable. Tal vez todo fuera para bien”.

El relato de la adaptación de Peter a la sociedad alemana es estremecedor. Asistimos al lavado de cerebro sistemático por parte de la propaganda nazi. Los jóvenes eran educados en el colegio y en sus familias en los principios del nazismo. Peter comienza a destacar entre sus compañeros y pasa a formar parte de las Juventudes hitlerianas. Se siente un privilegiado, “No cabía duda de que los alemanes eran la nación más avanzada de la tierra y allí estaba él, en el centro de todo, afortunado de ser uno de ellos”.

El mundo idílico de Peter comienza a hacer aguas por varios frentes. Sufre el racismo por parte de algunos compañeros que le consideran un Ausländer, un extranjero. Observa también varias situaciones injustas ante las que decide cerrar los ojos en un principio, pero los sentimientos de culpa le hacen reaccionar hasta que “algo en su interior se negaba a aceptar esa adoración incondicional, esa fe ciega que profesaban por Hitler y los nazis”. Finalmente, se dará cuenta horrorizado de que forma parte del bando equivocado.

En medio de esta situación comprometida conoce a Anna Reiter, una joven hija del coronel Otto Reiter, que formaba parte del Estado Mayor del Ejécito. Anna no tiene miedo a ir contracorriente y, alentada por el ambiente de su hogar en el que ha sido educada, se enfrenta al sistema establecido.

Juntos emprenden una aventura apasionante, en la que Peter descubrirá el secreto que esconde la familia de Anna y tendrá que decidir entre aceptar las reglas del régimen nazi o enfrentarse a ellas aún a riesgo de su propia vida.

La novela tiene varios aspectos que la convierten en una obra muy recomendable. Por una parte el contexto histórico es riguroso, situándonos en el centro de la barbarie nazi. Además, la historia se desarrolla a ritmo de thriller y, lo más importante, transmite valores de gran importancia para los jóvenes de hoy, como son el compromiso por la justicia, la defensa de la dignidad del ser humano y la necesidad de tener opiniones propias, de pensar por uno mismo y no dejarse amoldar por un sistema de pensamiento único como ocurrió en la época nazi y como estamos sufriendo en la actualidad en nuestra sociedad occidental.

Este libro es un alegato para los jóvenes y para los lectores de cualquier edad para atreverse a ir contracorriente, aún a riesgo de tener que hacer sacrificios.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

No hay comentarios: