lunes, 24 de agosto de 2009

"Infected"

“El mundo tiene que saberlo… Tiene que saber lo de los triángulos… He matado a toda mi familia, ¿no lo entiendes? ¡Estoy cubierto de su sangre! ¡Tenía que hacerlo! ¡Ellos me dijeron que lo hiciese!”

Esta llamada a un programa de radio podría identificarse como la de un bromista o un loco, pero estamos ante el quinto caso de una persona normal que se convierte en un psicópata que ataca a familiares y amigos. ¿Qué esta sucediendo? La respuesta la encontramos en “Infected” de Scott Sigler (ed. Minotauro, 2009).

La novela tiene 3 protagonistas principales. Por un lado, Dew Phillips, agente de la CIA que acude a la casa de Martin Brewbaker, una de las personas infectadas. Lleva varias semanas persiguiendo víctimas junto a su compañero Malcolm Johnson, casado y padre de una niña de 6 años. Aunque su jefe quería que trabajase solo, él insistió en contar con la colaboración de Malcolm.

Cuando llegan a la casa de Martin encuentran que éste ha asesinado a su familia, pero todavía sigue vivo. El espectáculo que les espera supera todo lo imaginable. Martin se corta las piernas con un hacha y se prende fuego con gasolina a la vez que hiere gravemente a Malcolm con el hacha.

Dew “había visto mucha mierda, más que la mayoría, primero en Vietnam y luego durante casi tres décadas de servicio en la CIA, pero nunca nada como lo de Martin Brewbaker. Esos ojos, ojos de pura demencia, perdidos en ella”. El agente se siente culpable por lo que le ha sucedido a su compañero y no descansará hasta descubrir lo que está sucediendo.

Dew contará con la ayuda de Margaret Montoya, epidemióloga del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, que sospecha que la infección puede ser un arma de terrorismo biológico. Lo que descubren es tan alarmante que “el ébola y el sida podrían parecer tan insignificantes como un resfriado común”.

La trama de la investigación de los casos de infección se alterna con la del tercer protagonista, Perry Dawsey, ex jugador de fútbol americano, que comienza a tener los mismos síntomas que el resto de afectados. Picores por todo el cuerpo que culminan con la aparición de unos bultos en forma de triángulos. Perry siente como algo o alguien está intentando adueñarse de su mente y comienza una lucha contra el parásito: “Esto sólo pone a prueba mi voluntad. Un ejercicio de disciplina, eso es todo. Tienes que tener disciplina”. Conforme avanza la narración descubrimos aspectos del pasado de Perry, la relación conflictiva con su padre, el final de su carrera deportiva y la formación de un carácter psicótico que será puesto a prueba por los extraños triángulos.

La novela se desarrolla por terrenos imaginativos, con giros en el guión que nos llevarán a conclusiones sorprendentes salpicadas de situaciones surrealistas y truculentas recomendables para los amantes del terror y la ciencia ficción.

Puedes comprar el libro aquí: Popular Libros.

2 comentarios:

orlando dijo...

Esto me pone los pelos de punta y me dan pesadillas. jajajaja

David Martín dijo...

Mmmm... No sé... A mí las historias de terror me atren y al mismo tiempo me dejan K.O. ¿Cómo has dormido después de leerlo?