viernes, 17 de julio de 2009

"Física de lo imposible", una ventana abierta a lo increíble

¿Será posible algún día?...

- ¿Atravesar las paredes?

- ¿Leer la mente de otras personas?

- ¿Hacernos invisible?

- ¿Tele-transportarnos?

Estas preguntas y otras que hacen volar nuestra imaginación son planteadas y respondidas por Michio Kaku, uno de los divulgadores científicos más conocidos en el mundo, en su libro “Física de lo imposible” (ed. Debate, 2009).

La frase inicial de Albert Einstein con la que comienza el libro, es una declaración de intenciones por parte del autor: “Si una idea no parece absurda de entrada, pocas esperanzas hay para ella”.

Michio explica en la introducción cómo empezó a interesarse por la ciencia gracias a la ciencia ficción. Los viajes en el tiempo, pistolas de rayos, campos de fuerza, universos paralelos, etc, provocaron el comienzo de su “duradera relación amorosa con lo imposible”.

“Yo como físico, he aprendido que imposible suele ser un término relativo. Durante mi no muy larga vida he visto una y otra vez cómo lo aparentemente imposible se convertía en un hecho científico establecido”.

Para leer este libro hay que liberar la mente, olvidarse de los estereotipos y adentrarse en un mundo fascinante en el que todo es posible, ya que “a menos que haya una ley de la física que impida explícitamente un nuevo fenómeno, tarde o temprano encontraremos que existe”.

De la mano de películas como “Star Trek”, “La guerra de la galaxias”, “Minority Report”, “Regreso al futuro”, “La mosca”, “La maquina del tiempo”, “El hombre invisible”, "El señor de los anillos", etc., el autor realiza un ejercicio de previsión científica ameno y riguroso, asequible para gente de "letras" como yo.

El libro se divide en tres partes.

IMPOSIBILIDADES DE CLASE I. En la que describe tecnologías que hoy son imposibles, pero que no violan las leyes de la física conocida. Podrían ser posibles en este siglo.

Campos de fuerza, invisibilidad - Telepatía - Teletransporte - Robots - Contacto con extraterrestres. Finaliza con la antimateria, un tema de actualidad gracias a la película “Ángeles y Demonios”, basada en la novela de Dan Brown.


IMPOSIBILIDADES DE CLASE II. Tecnologías situadas en el límite de nuestra comprensión del mundo físico. Si son posibles, podrían hacerse realidad en una escala de tiempo de miles a millones de años en el futuro.

Desplazarse a una velocidad más rápida que la luz - Viajar en el tiempo (dando respuesta a las famosas paradojas) - Los universos paralelos (con los que está en juego “el significado de la propia realidad”).


IMPOSIBILIDADES DE CLASE III. Son tecnologías que violan las leyes de la física conocidas. Si resultaran ser posibles, representarían un cambio fundamental en nuestra comprensión de la física.

Máquinas de movimiento perpetuo - Precognición.


Después de leer este libro vuelvo a quedarme maravillado al comprobar que este mundo es fascinante porque quién lo ha creado es infinito, todopoderoso y eterno. Tal y como dice la Biblia, el hombre ha sido creado para gobernar el mundo y descubrir y utilizar para el bien propio las leyes físicas que lo rigen. Por lo tanto, se demuestra nuevamente que ciencia y fe no están en conflicto.

Acepta la invitación del autor y deja volar tu imaginación... a lo mejor dentro de pocos años nos llevamos todos alguna sopresa...

“Siempre habrá cosas que estén más allá de nuestro alcance, que sean imposibles de explorar. Pero las leyes fundamentales, creo yo, son cognoscibles y finitas”.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

2 comentarios:

Víctor dijo...

Leyendo este post, recuerdo que a veces, en invierno, cuando volvemos de noche a casa, estando aún en el garaje, mi mujer y yo recordamos que estamos en el siglo XXI y aún no existe el teletransporte tipo Star Trek.

Patricia dijo...

Coincido con Víctor, los -3.4º de esta mañana me hicieron desear poder teletransportarme hasta la oficina... ¡qué frio!!!!