jueves, 4 de junio de 2009

Una novela de bloggueros

El escritor Lorenzo Silva ha realizado una novela experimental, que incorpora en su técnica narrativa las novedades tecnológicas que aporta Internet. “El blog del Inquisidor” (ediciones Destino, 2008), es un juego entre el autor y el lector, una secuencia de “muñecas rusas” compuesta por tres blogs diferentes que esconden una historia de tormento y culpa.

Theresa, historiadora especializada en la inquisición española y dueña de una librería descubre un enigmático blog llamado “Cuaderno del Inquisidor”.

El autor del blog narra unos hechos históricos ocurridos en el siglo XVII en un convento de Toledo. Está narrado en primera persona como si el que escribe fuera el Inquisidor encargado del caso. El proceso tiene que ver con unos extraños sucesos ocurridos en el convento en los que estaban implicados el confesor y un grupo de monjas a las que se cree endemoniadas.

La presentación que el Inquisidor hace de sí mismo consigue captar la atención de Theresa. “Soy un pecador… mi alma está sumida en la inmundicia y la zozobra. Y sin embargo, Señor, aún puedo ser emisario de Tu gracia y contribuir a que Tu luz triunfe sobre la oscuridad. Por eso, aunque sepa que no hay regencia posible para mis faltas, no desperdicio mis horas lloriqueando por ahí”. La personalidad del protagonista llega a fascinarla de tal manera que se pone a investigar sobre los sucesos ocurridos en aquel convento e intenta averiguar quién es el verdadero autor del blog.

Comienza como un pasatiempo, algo intranscendente motivado por el misterio que envuelve todo lo que hay escrito en el blog. Cuando parece que estamos ante una novela que mezcla misterio, intriga e historia, la narración se convierte en un juego de seducción entre Theresa y el Inquisidor a través de sus conversaciones en los chats. Éste consigue profundizar en lo más profundo del corazón de la historiadora, provocando que revele sus más oscuros sentimientos, mientras él mantiene un secreto que no quiere desvelar.

Estamos ante una novela original, que refleja las nuevas relaciones que se entablan a través de la red, con un código muy diferente al que rigen las relaciones personales. Es una mezcla de géneros que demuestra el estilo inquieto e innovador del autor.

Para terminar, señalar una frase que aparece en el libro y que refleja la contradicción en la que caían los inquisidores, quienes “acababan con alguien en nombre de Jesucristo, el mismo que murió en la cruz para redimir a todos los hombres”.

Puedes comprar el libro en Popular Libros.

No hay comentarios: