lunes, 10 de noviembre de 2008

"La fe de Barack Obama" (1ª Parte)

Este libro, publicado por Grupo Nelson, nos ayuda a entender la figura de Obama y lo que ha sucedido en estos últimos años en Estados Unidos en la esfera política y religiosa.

En España, las noticias referentes a lo que ocurre en EE.UU. nos llegan distorsionadas y los medios de comunicación demuestran su ignorancia al intentar comparar la figura de Obama con la de Zapatero.

Hoy, en el periódico el Mundo, se publica un pequeño artículo sobre la conversación que han mantenido por teléfono los dos presidentes (Obama todavía pendiente de tomar el cargo) y en la que han resaltado los puntos comunes que les unen. Los dos nacieron el 4 de agosto (Zapatero es un año mayor), tienen dos hijas y Borges se encuentra entre sus escritores favoritos. El periodista añade que también les une su pasión por el baloncesto y... creo que se acabaron las comparaciones.

Las dos figuras son muy diferentes, como lo es la política estadounidense de la española. Estas diferencias en la política quedan reflejadas también en el discurso de McCain después de su derrota: «Pido a todos los que me apoyaron que se unan a mí en felicitarlo y en ofrecer a nuestro presidente nuestra buena voluntad y esfuerzo honesto para encontrar maneras de unirnos». ¿Has escuchado algo semejante alguna vez en España? ¡Yo no!

Pero las principales diferencias están en el aspecto espiritual y este libro nos ayuda a entenderlas. En España sería inconcebible lo que ocurrió durante la campaña americana. Los dos candidatos se enfrentaron a las preguntas del pastor evangélico Rick Warren, en un encuentro en el que tuvieron que definir sus posturas sobre temas morales y espirituales. Para el votante americano, por lo menos el cristiano, es importante saber la postura del candidato en cuanto a la persona de Jesucristo, la Biblia, temas como el aborto, la homosexualidad, etc.
El capítulo final del libro compara la fe de los cuatro principales protagonistas de la política estadounidense en este último año, Bush, Obama, McCain y Hillary Clinton, todos cristianos confesos y que han hecho de la fe unos de los temas centrales de sus campañas.
¿Algún parecido con la situación en España? Me temo que no.

Obama ha abanderado el derecho de ser cristiano y de izquierdas y ha conseguido que muchos evangélicos le voten. No soy quién para juzgar la fe de Obama, pero este libro nos ayudará a reflexionar sobre el papel de la religión en la política y sobre la situación del cristianismo en este mundo postmoderno.

Adelanto que no comparto el optimismo final del autor por la persona de Obama. Creo que su biografía y sus discursos dejan lugar a la esperanza en determinados aspectos, pero también siembran dudas alarmantes en otros temas vitales dónde se ha mostrado estratégicamente ambigüo.

La figura de Obama brilló en julio de 2004, en un discurso durante la campaña electoral del demócrata John Kerry. Al final del discurso, criticó a los que dividen la nación entre estados rojos (votan a los republicanos) y azules (votan demócratas), y culminó con una frase sorprendente: "Adoramos a un Dios maravilloso en los Estados Azules". ¿Oportunismo político o coherencia con sus creencias? Su "biografía espiritual" nos acercará a la respuesta.

(Continuará en la siguiente entrada)

No hay comentarios: